Internacionales - 12.04.2017

Los delfines australianos devoradores de pulpos

Delfines salvajes han encontrado la forma de enfrentarse a los pulpos y alimentarse de ellos.
Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google Plus Compartir en WhatsApp

Para los depredadores salvajes, capturar, matar y devorar a la presa puede ser a veces una actividad arriesgada. Lo vemos en la sabana africana, donde la certera patada de una cebra puede causarle problemas a un león hambriento. Y lo mismo puede decirse del océano, donde algunas presas distan mucho de ser comida indefensa. En concreto, un pulpo grande puede resultar una presa arriesgada para sus depredadores. En especial para mamíferos marinos como los delfines, que no disponen de manos que les ayuden a controlar a esta pegajosa presa de ocho brazos.

En 2015, apareció un delfín mular muerto en una playa de Bunbury, al suroeste de Australia. Los delfines en libertad afrontan muchas amenazas en los océanos actuales, pero fue una enorme sorpresa encontrar brazos de pulpo colgados de la boca del delfín varado. El examen efectuado por un patólogo veterinario reveló que el delfín, por lo demás sano, al que los investigadores llamaron Gilligan, había muerto asfixiado al intentar comerse un pulpo.

Por extraño que parezca, no es el primer caso que se haya visto de un delfín asfixiado por un pulpo en el suroeste de Australia. Ha habido también en todo el mundo varias observaciones de delfines con dificultades para enfrentarse a un pulpo. ¿Qué es lo que hace al pulpo tan difícil de capturar?

Los pulpos grandes, como este pulpo maorí, tienen ocho brazos fuertes y flexibles con poderosas copas de succión parecidas a ventosas que los convierten en una presa difícil para los delfines que intentan alimentarse de ellos Tania Mendo, Universidad de Tasmania

Un pulpo puede alcanzar un gran tamaño, y los brazos de algunas especies superan el metro de largo. Cada uno de los ocho brazos dispone en la parte interior de ventosas de succión en forma de copa que el pulpo utiliza normalmente para capturar sus propias presas mientras se desliza por el lecho marino. Pero cuando un delfín los ataca, estos brazos con ventosas también les ayudan a los pulpos a defenderse aferrándose a la lisa piel del delfín.

Cuando esto ocurre, se ha observado a los delfines saltando rápidamente fuera del agua para después desplomarse contra la superficie en un intento de hacer que el pulpo se suelte. El problema es que estos brazos se mantienen activos incluso aunque el pulpo esté mortalmente herido. De modo que mientras el delfín está dando cuenta del pulpo muerto, es posible que las ventosas logren encontrar algo a lo que aferrarse.

Los delfines australianos devoradores de pulpos
Delfines mulares salvajes que han encontrado la forma de enfrentarse a los pulpos y alimentarse de ellos, unos hallazgos publicados en Marine Mammal Science. Estas observaciones las realizamos entre marzo de 2007 y agosto de 2013, mientras realizábamos investigaciones en barco para estudiar los delfines que viven frente a las costas de Bunbury.

Al lanzar a los pulpos contra el agua, los delfines impiden que se aferren a su cuerpo. También es probable que esta conducta les ayude a agotar las respuestas reflejas que tan peligroso hacen el acto de tragar los brazos con ventosas. Una vez golpeada y ablandada la presa para conseguir que los brazos queden sin respuesta, los delfines pueden proceder a tragar su captura. Esta forma de enfrentarse a los pulpos es toda una hazaña para los delfines. Tienen un cuello corto y fundido, por lo que deben arquear todo el cuerpo para lanzar a su presa fuera del agua.

Fuente: elpais.com.es
Otras noticias
Ciencias Económicas junto a los clubes
Jornadas sobre escuelas, comunicación y participación ciudadana
V Jornadas de Educación e Igualdad
Unernoticias
Periódico Digital de la Universidad Nacional de Entre Ríos
Portada | Institucional | Facultades | Proyectos | EDUNER | Radio | Cultura | Becas | Internacionales | Contacto
La UNER en Facebook La UNER en Twitter La UNER en Youtube La UNER en Flickr