Internacionales - 05.04.2017

Protestas en la Guyana Francesa

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google Plus Compartir en WhatsApp
Una marcha en la Guyana Francesa
Una marcha en la Guyana Francesa
El perro salvaje de las tierras altas de Nueva Guinea, una especie que está considerada un eslabón perdido entre los primeros cánidos y los perros domésticos modernos, ha sido detectado por primera vez en más de 50 años viviendo en lugares de gran altura en la isla de Nueva Guinea, al norte de Australia, según revela la Fundación del Perro Salvaje de las Tierras Altas de Nueva Guinea.

Este perro, similar al perro cantor de Nueva Guinea, es "el más excepcional y el cánido más antiguo que vive actualmente", expresa dicha fundación. Hasta ahora se conocía la existencia de entre 200 y 300 individuos, todos ellos viviendo en cautiverio, además de dos fotografías bastante creíbles de especímenes salvajes, por lo que se creía que este cánido se había extinguido en su hábitat natural, en el remoto sistema montañoso central de Nueva Guinea.

En septiembre de 2016, y después de tres años y medio de preparación, un equipo de científicos de la Universidad de Papúa llevó a cabo una investigación puntual que permitió detectar indicios definitivos de una población aparentemente sana de perros salvajes de las tierras altas de Nueva Guinea.

Los científicos descubrieron huellas, depredaciones, excrementos, dos guaridas, senderos por los que se desplazaban y otros signos característicos de estos animales. Las cámaras finalmente tomaron más de 100 fotografías de al menos 15 individuos, ellos machos y hembras, algunas con crías de entre tres y cinco meses, que vivían aislados a unos 3.700-4.600 metros sobre el nivel del mar.

El análisis y secuenciación del ADN de las muestras fecales está en consonancia con el dingo australiano y con el perro cantor de Nueva Guinea. El perro salvaje de las tierras altas de Nueva Guinea es el mejor ejemplo de un cánido viviente después del registro fósil: es anterior a la agricultura humana y no ha sido sometido a la reproducción selectiva impulsada por los humanos.

Guayana Francesa -un departamento de Francia ubicado a unos 7.000 kilómetros de París, en la costa noreste de Sudamérica- vive días de disturbios y protestas.
Una huelga general tiene al territorio virtualmente paralizado desde finales de marzo.

Y sus organizadores le están exigiendo al gobierno francés una especie de "Plan Marshall" de 2.500 millones de euros para lidiar con los numerosos problemas que afectan a este pedazo de la Unión Europea en tierras sudamericanas.

¿Cuáles son los problemas de Guayana Francesa?
Guayana Francesa es un remoto "département" francés ubicado entre Brasil y el océano Atlántico.
Utilizado alguna vez como una colonia penal, el borde que la separa de Brasil es la única frontera terrestre que existe entre América Latina y la Unión Europea.

Pero a pesar de ser sede de un centro espacial y una de las principales puertas de entrada a Francia -y la UE- desde Sudamérica, también es un lugar con muchos problemas. Tiene la tasa de homicidios más alta de todos los territorios franceses de ultramar y sus pobladores aseguran que sus vidas son cada vez más difíciles.
Buena parte de sus 250.000 habitantes no tienen agua potable ni electricidad y su ingreso promedio es de US$15.000 anuales: menos de la mitad del resto de Francia.

El desempleo es además endémico, llegando a afectar al 50% de los jóvenes. Y a una elevada tasa de natalidad ahora hay que sumarle un número cada vez mayor de inmigrantes llegados ilegalmente desde el resto del continente.

"Desde (el centro espacial de) Korou se lanzan satélites, pero somos los últimos en haber tenido acceso a internet", ilustró el exportero del Paris Saint-Germain y de la selección francesa de fútbol Bernard Lama.
"La República ignora a la Guayana", resumió Lama, quien nació y vive en el territorio.

El momento emblemático de las protestas tuvo lugar el pasado 28 de marzo, cuando unas 10.000 personas marcharon por las principales ciudades de Guayana Francesa. La marcha por las calles de la capital, Cayenne, y Saint-Laurent-du-Maroni, fue la movilización más grande en toda la historia del territorio.

Fuente: www.bbc.com
Otras noticias
El Cladi 2017 reunió a referentes en ingeniería
Orquídeas Nativas del Litoral
Conferencia de Stella Calloni
Unernoticias
Periódico Digital de la Universidad Nacional de Entre Ríos
Portada | Institucional | Facultades | Proyectos | EDUNER | Radio | Cultura | Becas | Internacionales | Contacto
La UNER en Facebook La UNER en Twitter La UNER en Youtube La UNER en Flickr