Internacionales - 01.11.2016

Italia sufrió un potente terremoto

Iglesias medievales quedaron hechas polvo, y hasta en Roma se sintió el impacto: se hallaron grietas por el sismo en la basílica de San Pablo.
Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google Plus Compartir en WhatsApp
Una de las zonas afectadas por el terremoto.
Una de las zonas afectadas por el terremoto.
Miles de personas abandonaron sus hogares en el centro de Italia tras el terremoto del domingo 30 de octubre, el más potente ocurrido en el país desde 1980. Iglesias medievales quedaron hechas polvo, y hasta en Roma se sintió el impacto: se hallaron grietas por el sismo en la basílica de San Pablo y en la cúpula de la iglesia Sant’Ivo de la Sapienza, obra maestra del barroco romano.

Los desplazados del domingo se añaden a los miles de afectados por los dos sismos de finales de agosto y del pasado miércoles, que también se produjeron en la región montañosa del centro de la península, una de las zonas de riesgo sísmico de Italia.

El terremoto del domingo se registró a unos diez kilómetros de profundidad y el epicentro se situó próximo a los municipios de Norcia, Castelsantangelo su Nera, Preci y Visso, entre las regiones de Umbría y Las Marcas.

Norcia es un pintoresco municipio considerado como uno de los 150 pueblos más bonitos de Italia.
Oficialmente no se ha dicho cuántas personas se han visto obligadas a dejar sus viviendas desde hace dos meses. Sin embargo, protección civil indicó ayer lunes que había ayudado a más de 15.000 personas, afectadas por este sismo de magnitud 6,5.

Unas 1.100 personas siguen alojadas en estructuras de emergencia desde el 24 de agosto, pero las estimaciones de la prensa italiana apuntan que habría entre 30.000 y 40.000 personas sin techo.
Aunque se libró del sismo del 24 de agosto, que dejó casi 300 muertos, y el del miércoles, la pequeña ciudad de Norcia amaneció desierta ayer lunes. Muchos prefirieron dormir en su coche para no alejarse, pero las noches son frías en esta región montañosa, y las autoridades tratan de convencer a todo el mundo de dejar la zona, al menos de forma provisional.

En la localidad de Norcia, muchas casas siguen en pie, pero las autoridades tienen que inspeccionarlas una por una para asegurarse de que siguen siendo habitables. Un trabajo largo y minucioso ya comenzado tras el sismo del miércoles que habrá que retomar de cero.
En Norcia, de la basílica San Benedetto, del siglo XIV, sólo quedó en pie su fachada. La iglesia de Santa Rita de esta ciudad quedó reducida a escombros y el techo de la catedral de Santa Maria Argenta se hundió totalmente.

Algunos monumentos de la capital italiana han resultado afectados por el terremoto del domingo, como la basílica de San Pablo, que fue cerrada al advertirse la presencia de grietas.
Al menos otras dos iglesias del centro histórico de Roma permanecían ayer cerradas por motivos de seguridad. Se hallaron grietas causadas por el sismo en la basílica de San Pablo y en la cúpula de la iglesia SantIvo de la Sapienza, una obra maestra del barroco romano erigida por el suizo-italiano Francesco Borromini (1599-1667).
Otras noticias
El Cladi 2017 reunió a referentes en ingeniería
Orquídeas Nativas del Litoral
Conferencia de Stella Calloni
Unernoticias
Periódico Digital de la Universidad Nacional de Entre Ríos
Portada | Institucional | Facultades | Proyectos | EDUNER | Radio | Cultura | Becas | Internacionales | Contacto
La UNER en Facebook La UNER en Twitter La UNER en Youtube La UNER en Flickr