Internacionales - 15.06.2016

La demanda va en escalera

Primera jornada de un juicio por plagio de una de las canciones más famosas de todos los tiempos.
Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google Plus Compartir en WhatsApp
La famosa imagen de la banda
La famosa imagen de la banda
Las melenas canosas de viejas estrellas de rock se dejaron ver de nuevo  en los juzgados de Los Ángeles. Jimmy Page y Robert Plant, guitarrista y cantante de Led Zeppelin, se presentaron con traje negro en la corte para enfrentarse a la primera jornada de un juicio por plagio de una de las canciones más famosas de todos los tiempos, Stairway to Heaven, la marca de la discografía de Led Zeppelin. Plant y Page ni se miraron, no hablaron entre ellos ni con sus abogados. Hicieron acto de presencia como demandados y nada más. La vista tenía como objetivo elegir un jurado.

Stairway to Heaven, nada menos. La demanda la ha puesto Michael Skidmore, albacea de las propiedades de Randy California Wolfe. Wolfe, que murió trágicamente en 1997, era el guitarrista de una banda de los sesenta llamada Spirit olvidada por la historia. La demanda argumenta que el fraseo de la intro de Stairway to Heaven, ese arpegio con el que se ha cruzado en algún momento cualquiera que haya aprendido a tocar la guitarra, está copiado de un segmento de la canción Taurus, de Spirit, un fraseo que aparece a los 45 segundos de canción. El parecido es evidente.

¿Y por qué de todos los arpegios de los sesenta Jimmy Page iba a copiar precisamente ese? Los denunciantes aseguran que, al menos, lo que es seguro, es que lo oyó. Spirit fue telonero de Led Zeppelin en los comienzos de la banda en 1968 y 1969. En aquellos conciertos era normal que tocaran Taurus, así que Led Zeppelin tuvo oportunidad de oírla varias veces. La canción salió al mercado tres años antes que Stairway to heaven, incluido en Led Zeppelin IV.

Por parte de Led Zeppelin, sus abogados argumentan que ese arpegio es tan conocido y tan utilizado en composiciones de todo tipo desde el siglo XVI que no puede ser que esté sujeto a derechos de autor. Los demandantes aseguran que esas notas son lo que hace reconocible la canción.

Por cuestión de prescripción, el demandante solo puede reclamar que se cambien los créditos de la canción y los beneficios de los últimos cinco años, desde 2011. Pero, si ganara, de ahora en adelante los herederos de Wolfe se llevarían una parte de los beneficios futuros. Stairway to Heaven es un himno de la época dorada del rock, una canción bandera que suena constantemente. El diario Los Angeles Times cita una estimación de 2008 según la cual esa canción había generado hasta entonces 562 millones de dólares en ventas y royalties.
Este es el juicio por plagio de mayor nivel que se vive en Los Ángeles desde que hace dos años un juez condenara a Pharrell Williams y Robin Thicke por plagiar en su éxito Blurred lines una canción de Marvin Gaye llamada Got to give it up.

Aquella sentencia causó bastante inquietud en una industria en la que todo el mundo bebe de alguna fuente y muchos de las mismas. El abogado Skidmore por el momento lo que ha conseguido es que haya un juicio y que sus argumentos sean escuchados por un jurado. Además de una publicidad impagable para un grupo olvidado por la historia. No está claro que en el transcurso del juicio vaya a ser necesario oír a Page y Plant defendiendo su creación. Pero son, junto con el bajista John Paul Jones, los únicos que estaban allí para saber si esas legendarias notas fueron robadas.





Fuente: elpais.com
Otras noticias
El Cladi 2017 reunió a referentes en ingeniería
Orquídeas Nativas del Litoral
Conferencia de Stella Calloni
Unernoticias
Periódico Digital de la Universidad Nacional de Entre Ríos
Portada | Institucional | Facultades | Proyectos | EDUNER | Radio | Cultura | Becas | Internacionales | Contacto
La UNER en Facebook La UNER en Twitter La UNER en Youtube La UNER en Flickr