Internacionales - 13.04.2016

Los padres de los 43 estudiantes siguen buscando

Aseguran que no hay prueba científica que nos pueda asegurar que los estudiantes fueron quemados en el basurero de Cocula.
Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google Plus Compartir en WhatsApp

Los padres de familia de los 43 estudiantes de Ayotzinapa aseguraron que el resultado preliminar de la Universidad de Innsbruck fortalece el rechazo de los familiares sobre la teoría de que los jóvenes fueron quemados en el basurero de Cocula.

En conferencia de prensa en Chilpancingo, los padres señalaron que el que no fuera posible, por el momento, identificar los perfiles genéticos de 64 muestras fortalece la esperanza de buscar a los normalistas desaparecidos en Iguala, por lo que insistieron en la necesidad de que el Grupo Interdisciplinario de Especialistas Independientes (GIEI) permanezca en el país.

Melitón Ortega, uno de los voceros del colectivo integrado por los padres de los 43, señaló que pese a las inquietudes dadas a conocer con anticipación, la unidad especializada creada en la PGR se ha resistido a entrevistar a los militares que la noche del 26 de septiembre de 2014 estuvieron en Iguala.

También refirió que no se ha manejado información clara respecto al quinto autobús y, en consecuencia, no se tienen elementos firmes que perfilen una posibilidad de saber dónde están los 43 alumnos.
Lo que se ha observado, indicó, es una campaña de desprestigio contra los integrantes del GIEI, los padres afectados y el propio abogado Vidulfo Rosales.

“Este día nosotros queremos decirle al gobierno que deje de criminalizar a los padres, los estudiantes y hasta a nuestro abogado, a quien le han manipulado varias declaraciones para hacer ver que nosotros únicamente vemos como responsables de los hechos al crimen organizado”, aseveró Ortega.

Respecto a los resultados dados a conocer por la Universidad de Innsbruck respecto a las muestras de ADN que analizaron, indicó que para los jefes de familia afectados el resultado es alentador.
“Lo que nos dicen es que ningún resultado de esos estudios corresponden a los estudiantes, que solamente la ropa que se encontró en un autobús corresponde a uno de los jóvenes, pero eso no significa que esté muerto, solo indica el lugar en el que estaba al momento de la agresión”.

Agregó: “Fuera de eso no hay prueba científica que nos pueda asegurar que los estudiantes fueron quemados en el basurero de Cocula, como lo asegura la autoridad federal”.
Vía telefónica, Felipe de la Cruz, vocero de los padres de familia, aseguró: “Nos fortalece principalmente en el hecho de que se está confirmando que no fueron asesinados, ni quemados en el basurero de Cocula, sabemos que están vivos y que los tenemos que encontrar”.

A pesar de que el instituto aplica a las muestras la técnica de secuenciación masiva paralela para determinar si es o no coincidente genéticamente con los familiares de los jóvenes, el vocero opinó que “los resultados siempre van a ser los mismos, porque desde el inicio no se ha encontrado ninguno que corresponda”.
Insistió en que los resultados preliminares “únicamente confirman lo que hemos dicho siempre, primero, que el basurero de Cocula no es el escenario donde dicen que ahí está la verdad histórica. Con los resultados de Innsbruck para nosotros queda más que claro que tenemos que seguir en la investigación, tenemos que seguir buscando para saber la verdad y al final de cuentas que se haga justicia”.

Adelantó que el próximo 18 de abril, en Chilpancingo, Guerrero, los padres de familia se reunirán con la procuradora Arely Gómez, con quien acordarán las acciones a seguir e insistirán en que se reanude la búsqueda de los jóvenes que se suspendió, dijo, luego de que se dio a conocer el informe sobre el tercer peritaje en el basurero de Cocula realizado con el consenso de los integrantes del grupo de expertos en materia de fuego y que derivó en la inconformidad con el GIEI.

El vocero anticipó que en el próximo encuentro con la procuradora exigirán que se le otorgue una segunda prórroga al GIEI para continuar con la investigación y búsqueda de los jóvenes, al considerar que “es obligación del estado mexicano saber la verdad, buscar la verdad, decía Enrique Peña Nieto en la primera reunión (que la búsqueda de la verdad) es con todos los medios que tiene el estado”.

Sobre los resultados de restos que dijeron corresponden al estudiante Alexander Mora Venancio, en diciembre de 2014, De la Cruz recordó que el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) rechazó tener constancia o participado en la recuperación de la bolsa con restos hallada en el río San Juan y que fue enviada a Innsbruck.

Mientras que los resultados sobre la identificación de los restos de Jhosivani Guerrero de la Cruz “no fue comprobada a 100 por ciento, era una mínima posibilidad y hasta ahora no lo han corroborado, entonces para nosotros siempre va a ser los mismo, la intención de confundir a la sociedad con resultados científicamente no comprobados”.

Por separado, Vidulfo Rosales, abogado de familiares de los normalistas de Ayotzinapa, dijo que no hay “verdades establecidas” en el caso Iguala.
Señaló que la PGR debe agotar todas las líneas de investigación y de búsqueda relacionadas con el caso Iguala.

En entrevista, comentó que los estudios del Instituto de Medicina Legal de la universidad austriaca, que realiza otras pruebas científicas a 11 restos óseos para tratar de extraer ADN, generaron más incertidumbre sobre el paradero de los jóvenes.

Ante ello, sostuvo que es fundamental la permanencia del GIEI como “coadyuvante” en la investigación de este caso más allá del 30 de abril.

Fuente: nodal.am
Otras noticias
V Jornadas de Educación e Igualdad
Curricularización de la Extensión en Gchú y Oro Verde
Taller de Crónicas Periodísticas
Unernoticias
Periódico Digital de la Universidad Nacional de Entre Ríos
Portada | Institucional | Facultades | Proyectos | EDUNER | Radio | Cultura | Becas | Internacionales | Contacto
La UNER en Facebook La UNER en Twitter La UNER en Youtube La UNER en Flickr