Entrevista a Romina Torales

Se puede crecer, también en tiempos de crisis

El INTI Entre Ríos desarrolla su Ciclo de Capacitaciones en la Facultad de Ciencias Económicas.
Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google Plus Compartir en WhatsApp

Romina Torales
En la Facultad de Ciencias Económicas, el INTI Entre Ríos prosigue con el desarrollo del Ciclo de Capacitaciones. En todo sistema productivo existen actividades que agregan valor y otras que no, explica a UNER NOTICIAS, la Ingeniera Romina Torales, quien será conferencista en el mencionado encuentro. Agrega que estas últimas se las conoce como pérdidas o desperdicios de la producción. Para mejorar la productividad, calidad y tiempos de entrega es clave identificar, minimizar o eliminar las pérdidas de producción.

-Resulta importante que el emprendedor identifique el valor agregado que les puede arrojar a sus Pymes estas capacitaciones
Precisamente, la productividad se sustenta en seis pilares que incluyen la producción, la calidad, los costos, los tiempos de entrega, la seguridad, el medio ambiente y, principalmente, la motivación del personal. Entendemos que nuestro país transita por momentos muy difíciles actualmente, pero se puede crecer también en tiempos de crisis. Incentivar al emprendedor o quien se encuentra a cargo de una Pequeña o Mediana Empresa, es fundamental. En tal sentido, las universidades, con sus respectivas unidades académicas que promueven este tipo de programas, resultan ser un nexo importantísimo con los interesados en formarse.

-¿A que se hace referencia con las 7 pérdidas de la producción?
En todo sistema productivo existen actividades que agregan valor y otras que no, y a estas últimas se las conocen como pérdidas o desperdicios de la producción. Para mejorar la productividad, la calidad y los tiempos de entrega es clave identificar, minimizar y eliminar las pérdidas de producción.

¿Se observa un crecimiento en la costa del Paraná con respecto al armado de Pymes?
Totalmente, el Parque Industrial de Paraná lo denota. El emprendedor debe comprender que el tiempo para capacitarse no es pérdida, sino que va a redundar en su crecimiento. Menos defectos, mayores niveles de productividad, menores costos, mejores niveles de satisfacción, menores tiempos de entrega y ciclos de diseño y puesta en el mercado más cortos, son fundamentales, hoy en día, para que las empresas puedan ser consideradas de Clase Mundial y poder competir dentro de la economía globalizada.

-¿En que aspecto se evidencia una empresa con gestión deficiente?
La gestión deficiente de los recursos de las empresas generalmente se refleja en el precio de sus productos. En general, los consumidores optan todos los días en el mercado con su dinero, eligiendo productos y, por ende, empresas que les otorgan niveles mayores de satisfacción a menor precio, estas empresas serán sostenibles y las que no, tendrán serias dificultades, hasta incluso desaparecer. El mercado siempre fue implacable, pero hoy lo es aún más. Sólo las empresas dispuestas a incrementar sus niveles de calidad total logrando, de tal forma, mayor productividad a menores costos, podrán seguir activas y proyectarse hacia el futuro.

-Volviendo al punto sobre control de desperdicios, ¿cómo sería el mecanismo para entenderlo mejor?
Una empresa que no controla sus desperdicios, que no tiene noción de ellos y que no adopta medidas para prevenirlos o eliminar sus causas, gestará productos con altos costos y servicios de baja calidad, es decir bienes con un bajo valor para los clientes, quienes no estarán dispuestos a adquirirlos o sólo lo harán a un muy bajo precio. Por lo tanto, es vital para las empresas trabajar en la implementación de un sistema de Mejora Continua que tiene como uno de sus pilares fundamentales la búsqueda, eliminación y -en su defecto- la disminución de los factores generadores de improductividades tales como altos costos, largos ciclos productivos, prolongadas esperas, desaprovechamiento de recursos y defectos de calidad.
Todo lo mencionado anteriormente, origina la pérdida de participación en el mercado, con caída en la rentabilidad y en los niveles de satisfacción de los consumidores con la consecuente pérdida de clientes.

Nota: Tomar conciencia de los distintos tipos de desperdicios y la importancia que estos asumen para la empresa, como así también convencer plenamente, tanto a directivos como al personal, acerca de la necesidad de identificar y eliminar los generadores de despilfarros es la meta prioritaria. Será inevitable tener un firme convencimiento y un claro entendimiento de la situación y de los peligros que ello trae aparejado, no sólo para la organización, sino para sus directivos, empleados, consumidores y la sociedad en su conjunto. Generar un ámbito en el cual los empleados y técnicos de la organización participen activamente en la detección, prevención y eliminación de los diversos tipos y modalidades de despilfarros, debiera constituir uno de los principales objetivos de los Directores.

-¿En que ejemplos claves detectamos desperdicios?
Un proceso productivo hace uso de materias primas, máquinas, recursos naturales, mano de obra, tecnología y recursos financieros generando como resultado de su combinación productos o servicios. Aquí vamos a incorporar el concepto de Valor Agregado para poder entender mejor a lo que llamamos pérdidas o desperdicios.
Valor Agregado, en términos económicos, es el valor adicional que adquieren los bienes y servicios al ser transformados durante el proceso productivo. Desperdicio o pérdida, en este contexto, es toda mal utilización de los recursos y posibilidades de las empresas, es todo aquello que no agrega valor a un producto o servicio para los clientes. Se desperdician tantas horas de trabajo por ineficacia en la programación y planificación de las tareas, como también se desperdician posibilidades de ganar nuevos mercados por carecer de productos de calidad o por exceso en sus costos de producción.

Consigna: Menores niveles de desperdicios implican mayor calidad, más productividad, menores costes y por tanto menores precios, ello genera tanto un mayor consumo por parte de los consumidores locales, como una mayor demanda extranjera, lo que implica mayor cantidad de puestos de trabajo, mayores ganancias para las empresas y mayor consumo interno.

Comentabas, que una de las peores pérdidas es la sobreproducción…
Es la peor de las 7 grandes pérdidas. Significa hacer lo que es innecesario, cuando es innecesario y en cantidades innecesarias. Es fabricar productos para los que no hay demanda real. La sobreproducción genera un aumento de los costos debido a que aparecen, en primer lugar, los costos correspondientes al almacenamiento, que comprenden tanto el espacio físico, como las tareas de manipulación, controles y seguros. Pero además deben tenerse muy especialmente en cuenta los costos financieros, debido al dinero con escasa rotación acumulada en altos niveles de sobreproducción almacenados.

-¿Podemos citar sintéticamente otras herramientas en el proceso productivo que derivan en desperdicios?
El Inventario es otro, que consiste en el exceso de materia prima, de material en proceso o de producto acabado. Es fácil pensar que el inventario resuelve los problemas de flujo de producción pero en realidad solo los oculta.
También se encuentra el Transporte que es un desperdicio vinculado a los excesos en el transporte interno, directamente relacionados con la transferencia de materiales, partes, grupo de partes o productos terminados desde un lugar a otro por cualquier razón. Las pérdidas por defectos incluyen el fabricar elementos defectuosos, su corrección o manipulación, la inspección y la reposición del material defectuoso.

También se sitúan los Procesamientos innecesarios que significan pérdidas en los procesos referidos a operaciones no necesarias según la especificación del producto. Los Movimientos innecesarios también se suman al listado, dado que este tipo de pérdidas es similar a las perdidas por procesamiento innecesario, pero más relacionado a los movimientos que hacen los operarios. Finalmente, no podemos dejar de mencionar los tiempos muertos que refieren tanto a las esperas de los trabajadores como a las esperas de las máquinas. Las esperas pueden ser causadas por múltiples factores incluyendo demoras de transporte, errores de máquinas, y algunos operarios que trabajan o muy rápido o muy lento.

-Algunas reflexiones finales….
En primer lugar superar estos desperdicios o despilfarros requiere de una mejora tanto en la calidad, como en las tareas de mantenimiento, en los procedimientos de puesta a punto, la mejor selección y contratación a largo plazo con los proveedores, y un mejor recorrido de los insumos y partes durante el proceso productivo.
Por otro lado se requiere de un continuo proceso de simplificación, para lo cual es fundamental mejorar de manera constante los niveles de calidad y productividad vía la mejora continua. A su vez la mejora continua requiere de un proceso de capacitación y entrenamiento, que permita al personal comprender, entender y tomar conciencia de los distintos tipos de desperdicios y la forma en que cada uno de ellos debe ser combatido. No es fácil encontrar desperdicios en una línea de producción, en los almacenes o en una operación determinada. Están en cualquier parte, en cada operación y son tan comunes que uno comienza a acostumbrarse a su presencia por lo que son difíciles de ver. Una forma de identificarlas es buscando por el opuesto a los desperdicios: el trabajo.

Contacto: Ing. Romina Torales rtorales@inti.gob.ar
Otras Entrevistas
El Cladi 2017 reunió a referentes en ingeniería
Orquídeas Nativas del Litoral
Conferencia de Stella Calloni
Unernoticias
Periódico Digital de la Universidad Nacional de Entre Ríos
Portada | Institucional | Facultades | Proyectos | EDUNER | Radio | Cultura | Becas | Internacionales | Contacto
La UNER en Facebook La UNER en Twitter La UNER en Youtube La UNER en Flickr